WANNME, seleccionada startup revolucionaria en el 11º Congreso Nacional de Crédito

En la imagen, Jaime de Villa y José Luis Verdasco, CEO y CTO de WANNME, respectivamente.

La compañía española WANNME, plataforma especializada en soluciones de pago y financiación, ha participado esta semana en la undécima edición del Congreso Nacional de Crédito de Madrid, evento de referencia de la industria del crédito en España. En esta edición, el Congreso ha incluido un nuevo espacio denominado Startups & Future Credit Lab, que reconoce a las mejores iniciativas e ideas de negocio por su repercusión social y económica. WANNME ha sido elegida como una de estas compañías innovadoras en el programa de excelencia, por la contribución de sus ideas de negocio revolucionarias al desarrollo de la industria del crédito del futuro.
 
El Congreso Nacional de Crédito es una importante cita profesional en la que se descubren las principales novedades y tendencias de un sector que mueve más de 50.000 millones de euros cada año.
 
Durante dos días, el Congreso ha reunido a grandes grupos financieros y organismos como Banco de España, Santander, Bankia, Sabadell, ING, Caixabank, BNP Paribas, Deloitte, KPMG, el Ministerio de Economía y Empresa, el Juzgado de primera instancia de Madrid o la Asociación Nacional de Entidades de Gestión de Cobro (ANGECO), que han ofrecido más de 70 conferencias a cargo de sus máximos representantes.

Entre las muchas funcionalidades que ofrece su plataforma, WANNME pudo mostrar dentro del área del recobro, tema central del Congreso, sus soluciones personalizadas end-to-end que cubren desde la preparación y ejecución al seguimiento automatizado del recobro:

Optimización y refuerzo de las vías de comunicación. Se adapta a todos los canales y puede certificar todos los SMS. Además, permite adjuntar los recibos impagados para que todo quede legalmente documentado.

Cobros más rápidos, mediante enlace de pago en las comunicaciones, minimizando al máximo las acciones del deudor y reduciendo los tiempos de cobro.

Discreción y reducción de barreras de pago, ya que, al no haber operadores presenciales, el usuario puede realizar la operación de pago sin comunicarle a nadie sus datos bancarios y la empresa puede consultar en todo momento el estado del cobro.

Múltiples alternativas de pago y domiciliación y refuerzo en los procesos.

Trazabilidad total de la operación y seguimiento automatizado del proceso y estado del cobro.